El sol puede satisfacer todas nuestras necesidades si aprendemos cómo usar y transformar la energía que emite. La situación y el clima de nuestro país nos permite gozar de esta fuente de energía con muchas ventajas respecto de otros territorios sin contar con que es una energía limpia, gratuita e inagotable.

De la energía solar podemos obtener calor a través de los paneles denominados colectores. Estos concentran el calor y la transmiten sin generar electricidad. Así podemos satisfacer muchas necesidades como tener agua caliente por consumo personal o industrial, tener calefacción en nuestros hogares o climatizar piscinas.

Este tipo de energía nos permite tanto reducir el gasto energético y las facturas como la emisión de los gases contaminantes que generan los combustibles sólidos.

energia solar